Carrito - $0

 

La imagen que os presento es un claro ejemplo de cómo las tecnologías, en la actualidad, están al alcance de nuestra mano para hacer mucho más fácil y sencilla nuestra vida. Pero, ¿en realidad es todo tan bonito como se pinta en esta imagen?

La tecnología es el conocimiento y la utilización de un conjunto de herramientas, recursos o artefactos que hacen más fácil y rápido el acceso y el intercambio de información. Desde el inicio de los tiempos, los seres humanos hacían uso de la tecnología para descubrir el mundo.

La importancia de la tecnología reside en que ha ayudado a los seres humanos a adaptarse a su entorno y a la evolución de este. El avance de la tecnología forma parte de nuestras vidas; simplemente hay que mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de que vivimos rodeados de tecnología ya sea en el trabajo, en casa o en el colegio.

En la sociedad actual, la tecnología es algo indispensable y hace más sencilla nuestras vidas. En los últimos años el uso de las nuevas tecnologías como pueden ser tablets, internet, teléfonos móviles, videojuegos, etc. forman parte de nuestra rutina diaria. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (2013), el 91,8% de los niños y niñas entre 10 y 15 años son usuarios habituales de la red.

A pesar de los muchos aspectos positivos de las tecnologías, un mal uso de ellas puede conducir a importantes consecuencias negativas en jóvenes y adultos. Esto puede provocar una grave adición a los recursos tecnológicos ya que pasan a convertirse en un fin y no en un medio.

Un dato importante, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que 1 de cada 4 personas sufre algún trastorno de conducta relacionada con este tipo de adicciones.

En mi opinión, la cuestión no es si la tecnología es buena o es mala. Son muchos los beneficios que nos ofrecen las tecnologías como un fácil manejo y disponibilidad de cualquier tipo de información, un mayor y mejor acceso al conocimiento, nuevas formas de relacionarse y comunicarse… pero también hay que tener presente todos los riesgos como la tendencia al consumismo, la adicción, el aislamiento o contacto con desconocidos, pérdida de la noción del tiempo, etc.

Lo realmente importante es reducir esos niveles tan altos de adicción a la tecnología entre la sociedad. Cada vez se empieza antes con las tecnologías, por ello hay que ejercer un cierto control sobre ellas para frenar esta “enfermedad” que cada vez es más común en el mundo actual.

A modo de reflexión, os adjunto una foto que me ha llamado especialmente la atención. ¿Pensais que esta imagen representa la realidad de las tecnologías entre los jóvenes?

 

Deje un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Envíos gratis en la ciudad del Cusco